Gòtics News

GÒTICS NEWS XIII

Share to Win!

First of all, I am writing this in English not because my writing in Catalan or Castellano is terrible – although it is, but because I believe it is important to read in lots of different languages. That way, your mind improves and in my book a great rugby player is a smart rugby player.

Sharing is one of the great things about Gòtics and rugby in general and over the years I have tried to share my English with the club and it is great to see Fermín moving our minds through his words.

It is important to remember that sharing works best when it is a joint process with all parties participating equally.  Otherwise it is giving and taking which is okay too, as long as the roles change from time to time.

As coaches and monitors we share our time and knowledge appreciating that parents and players are sharing their time with us too .

Personally, I am really grateful to Toni Sobrassada and Martin for setting up the Rugby touch group as it gives me an opportunity to continue enjoying playing and especially to Toni for all his attempts to keep the rugby touch together and fit by sharing his “Rocky” workouts!

In fact, now that I come to think of it all of the “behind the scenes” Gòtics sharers and givers deserve our admiration too.

The Corona Virus and working from home has pushed us into isolation but nature has enjoyed our absence. So now that we are allowed out again we should learn from having our freedom taken away from us.

If we are to grow as a rugby club and as human beings we would do well to remember to share our time not only for our own benefit but for the benefit of others and do what we can to look after where we live.

Rugby players are renowned the world over for being the ones who step up and help out when someone is in difficulty.

We need to keep living up to that fame and go one step further to save the planet too. Less 5G and more Greta Thunberg!

That way, we will win the most important match – The Game Of Life!

Before I finish my sharing for today there is just one more thing I would like to share with you. The song I have chosen came out in the same year Gòtics was founded 1984 and, in my opinion, is a reflection that we should not reject what the planet has given us (“Turn your back on Mother Nature”) in search of technological advances.

After all, it is our home and many an Englishman will tell you it is not a good idea to “Shit on your own doorstep!”.

 

Author : Simon Ferguson


 

Compartir para Ganar!

Para iniciar debo decir que escribo este texto en inglés, no por que mi escritura en catalán o castellano sea terrible, que lo es, si no porque considero que es importante leer en diferentes idiomas. De esta manera tu mente se desarrolla, y en mi manual un gran jugador de Rugby es un jugador de Rugby inteligente.

Compartir es una de las grandes características del Gòtics, y del Rugby en general. A lo largo de los años he intentado compartir mi inglés con el club, también es estupendo ver a Fermín abriendo nuestras mentes compartiendo sus palabras.

Es importante recordar que compartir funciona mejor cuando es un proceso conjunto con todos los participantes participando de una forma igual, si no fuese así sería dar y tomar, que tampoco está mal, siempre que los papeles cambien de vez en cuando.

Como entrenadores y monitores compartimos nuestro tiempo y conocimientos, apreciando también que los padres y jugadores compartan su tiempo con nosotros.

Personalmente estoy muy agradecido a Toni Sobrasada y a Martín por poner en marcha el grupo de RUGBY TOUCH ya que esto me da la oportunidad de continuar disfrutando del juego. Especialmente le agradezco a Toni sus intentos de mantener el grupo de Rugby Touch  unido y en forma, compartiendo sus ejercicios físicos estilo “Rocky”.

De hecho, ahora que me pongo a pensar en lo que sucede entre bastidores dentro del Gòtics, tanto los que dan como los que reciben, merecen y también nuestra admiración.

El Coronavirus y el trabajo desde casa nos han llevado al aislamiento, sin embargo la naturaleza ha agradecido nuestra ausencia.

Ahora que se nos permite salir de nuevo deberíamos haber aprendido de la privación de nuestra propia libertad.

Los jugadores de Rugby son reconocidos en todo el mundo por ser aquellos que se esfuerzan y ayudan cuando alguien se encuentra en dificultades. Necesitamos mantener viva esta fama e ir un paso más allá para, incluso, ayudar a salvar el planeta. Menos 5G y más Greta Thumberg!

De esta forma ganaremos el partido más importante, el Juego de la Vida!.

Antes de finalizar esto que hoy comparto con vosotros hay una cosa más que me gustaría compartir; La canción que he elegido para acompañar este texto apareció el mismo año en el que el Gòtics fue fundado, 1984, y en mi opinión refleja la idea de que no debemos dar la espalda a lo que nuestro planeta nos ofrece (Turn your back on Mother Nature) en la búsqueda de avances tecnológicos.

Al fin y al cabo este es nuestro hogar y tal como diría un inglés no es buena idea “Cagarse en tu propia puerta!” (Shit on your own doorstep!”).

Autor: Simon Ferguson

Traducción (Único responsable de possbles errores) : Pepe Blanco

GÒTICS NEWS XII

ELS PETITS CANVIS FAN GRANS PERSONES

Recordo el primer dia que vam aparèixer -el passat setembre- al camp de la Foixarda durant un dels entrenaments dels Gòtics. Jo no coneixia ni el nom de l’equip però havia buscat per internet quin dia hi havia entrenament al camp de la Foixarda, que el coneixia de passar caminant pel costat amb els nostres dos fills i el meu marit quan descobríem la muntanya de Montjuïc entre canvi de bolquers i biberons. Fins que un dia un em va dir que volia jugar a rugbi –tenia 4 anys- i per internet vam trobar el dia que entrenava un dels equips: el Gòtics.

Vam creuar la porta i ens vam trobar amb en Toni, qui ens va adreçar a una persona que hi havia al mig del camp: en Derti. Allà recordo que ens vam presentar com a família per copsar la seva reacció, i com no, va ser molt acollidora i entusiasta. Posteriorment, vam ser convidats a anar el dia que s’iniciaven els entrenaments; en Roger, el nostre fill interessat en el rugbi, i nosaltres, vam començar a conèixer a la Roser, la Cristina, en Roger, en Christian… I al final, vam quedar fascinats i enamorats per les meravelloses capacitats i habilitats d’aquest equip d’entrenadores/rs que van aconseguir fins i tot que el nostre altre fill, en Lluc, s’animés a jugar amb ells.

Com a tota bona història necessita algun imprevist pel mig, i aquest va ser l’aparició del COVID que ho va aturar tot. Tot i així, el sentiment de pertinença a un club que anteposa valors com l’educació, l’aprenentatge i la diversió a d’altres com la competitivitat ens va fer sentir que estàvem alineats, i l’admiració creixia a mida que anàvem coneixent el club amb més profunditat.

Fins i tot la proposta de crear un equip de Touch rugbi ens va engrescar com a pares, veient com la solidaritat de tot l’equip directiu i entorn dels Gòtics feia possible el naixement d’un projecte engrescador i al qual personalment vaig voler sumar-me. Aquí vaig retrobar-me amb el Toni (la primera persona que ens va donar la benvinguda es convertiria en el meu entrenador) juntament amb el Martí (l’altre entrenador) i un equip d’entusiastes i bones persones que serien els/les jugadors/es.

Tornant als valors del club, un que sempre defensem de manera activa és el de la igualtat i diversitat. Termes que podrien llegir-se antagònicament però que defensem conjuntament i entenem que gairebé formen un parella indissoluble. El fet de formar una família no hetero-normativa fa que reivindiquem una visió polièdrica, plural, oberta i inclusiva del concepte família que aculli totes aquelles formes d’unió basades en una cosa tan bàsica com l’amor (i així curiosament és com els nostres fills descriuen què és una família sempre que se’ls hi pregunta). I en una família, cada membre és diferent, ric, divers i lliure per sentir i decidir sobre sí mateix.

Hem de començar a ser conscients que en cada club esportiu, en totes les seves categories i equips, hi trobarem nenes/ns, noies/is que sentiran que no encaixen en els models de gènere expressats com a convencionals o del que expressen tenir els seus companys i/o companyes. És necessari proporcionar un entorn amable i de suport per a aquests infants i també per tal que la resta se n’adoni que hi ha diferències que ens enriqueixen a totes i tots.

Per tant, hem de protegir la diferència (aquí em centro en l’afectivo-sexual) d’actituds discriminatòries, de vexacions, actituds xenòfobes, homòfobes i/o masclistes. Ho hem de fer a partir dels entrenadors i de la incidència en els jugadors/es, també a través dels pares i mares, famílies, de manera que el camp esdevingui un espai lliure d’homofòbia, respectuós amb totes les maneres de ser i d’estimar, i amb totes les maneres de conviure, posant de manifest l’exclusió d’algunes accions i llenguatge que no veiem i que ens perpetuen en una actitud no respectuosa. Si us plau, tinguem cura de la paraula com a gran eina transformadora i demostrem la grandesa de l’ús d’un vocabulari respectuós, inclusiu i tolerant –ningú pot quedar fora!

Escric tot això perquè la gran família dels Gòtics m’ha ensenyat que comparteixen aquests valors i volen seguir treballant-los. Moltes gràcies. Hem de poder canviar allò que no ens agrada i ajudar a formar persones que siguin part d’aquest canvi, que lluitin per un món més just, divers i igualitari i per això només existeix una eina: l’educació, que es dona no només a les escoles sinó a les famílies, al carrer i al camp cada dia d’entrenament i partit.

Cuideu-vos i cuidem-nos totes i tots. Esperem que tornin aviat aquests dies de famílies i infants al voltant de la pilota oval. Ho volem, ho desitgem i ho esperem!

Autor: Manel González Piñero

GÒTICS NEWS XI

QUIÉN NOS LO IBA A DECIR

Si al empezar la temporada nos llegan a decir que acabaría así, no nos lo hubiéramos creído, antes me creo que acabamos una jornada sin hacer golpes de castigo en todas las categorías que esto, fíjense.

Quién nos iba a decir que acabaríamos haciendo una pretemporada en julio antes de que acabase la temporada, o que íbamos a estar cuatro meses sin pisar Foixarda y que al volver no podríamos abrazarnos sino chocarnos los codos.

Quién nos iba a decir que entrenaríamos sin contacto, incluso que haríamos entrenamientos online, o que cambiaríamos el fin de temporada con el tobogán de agua en Foixarda por una videoconferencia multitudinaria.

Quién nos iba a decir que haríamos mascarillas de protección junto con las camisetas de verano.

Quién nos iba a decir que podríamos aguantar una situación así sin nuestro veneno favorito, quién nos iba a decir que nos iban a prohibir jugar juntos, vernos, entrenar, placarnos, reírnos, tocarnos, brindar, empujar como mamuts los delanteros, hacer avants la tres cuartos, acabar la temporada jugando la promoción que nos ganamos en el campo y quién sabe si celebrar un ascenso más que merecido.

Quién nos iba a decir que nos iban a robar de esta forma la alegría.

Sin embargo, cuando la esperanza se debilita lo que mantiene en pie son las certezas, y nosotros, nuestro Gòtics, es un club de certezas. Sabemos que si queremos ganar algo tendremos que dar el trescientos por cien porque nada nos vendrá regalado. Pero esto nos hace fuertes, y sabemos que saldremos otra vez adelante, porque ya hemos salido de otras.

No tengo ni idea de cómo acabará esto, de cuándo y cómo volveremos a hacer lo que nos gusta, pero ¿saben qué?, tengo un montón de certezas que me mantienen mi esperanza.

La certeza de que tengo tantos hermanos como socios y socias tiene el club, que volveré a arrastrarme por el campo porque habrá quién me siga gritando que un poco más. La certeza de que la Escola volverá a tener los mejores monitores esperando a la cantera. La certeza de que podré tomarme otra cerveza en Foixarda entre viejas y nuevas glorias. La certeza de que seguirá habiendo un mercadillo con lo que se olvida en el vestuario. La certeza de que alguien pedirá medias a media hora de que empiece el partido. La certeza de que Foixarda seguirá teniendo la mejor grada de animación de la liga. La certeza de que me seguirán sosteniendo vuestros abrazos cuando esta mierda pase.

Me sostiene la certeza absoluta de que soy parte del mejor club del mundo, que, aunque sea sólo un club de rugby, da muchísimo más cualquier otro club de rugby.

Seguimos juntos, volveremos fuertes.

Autor: Fermín Mínguez

GÒTICS NEWS X

Esas pequeñas cosas

Estos días de obligado confinamiento me han dado para bastantes cosas, sobre todo, me han dado para pensar, y eso que yo no soy mucho de eso….

¿Pensaba en cosas en las que normalmente no reparamos, quien somos, de donde venimos, a donde vamos…os suena??

Ahora en serio, pensaba, o quizás mejor dicho recordaba. Y recordaba que estando en esta situación tan horrorosa las pequeñas cosas que había hecho hasta este momento son las que en realidad me importaban.

Y una de esas cosas, de las más importantes, es ser GÒTICS.

¿Y qué es ser GÒTICS?

Bueno, seguro que todos vosotros lo sabéis, no seré yo quien lo defina, que cada uno piense en que es ser GÒTICS.

Algunos dirán, pues yo jugué o juego y con eso ya vale, yo estaba en la grada y animaba, yo ayude a entrenar al juvenil (ahora ya no sé si es sub-18), yo voy a los viajes, yo hice de linier, pues yo llevaba la garrafa del agua, esa agua de los vestuarios de la Foixarda tan buena, yo llevo a mi hija a entrenar y a los partidos….

Y si, todo eso es ser GÒTICS, todos, con nuestro pequeño grano de arena hacemos GÒTICS.

No importa quien eres, no importa de donde vienes, pero si importa a donde vamos.

Vamos a seguir siendo GÒTICS, contra viento y marea, virus y crisis económica, sea como sea aquí estaremos.

No vamos a llevarnos dinero, ni fama, ni gloria, nos llevamos lesiones, sufrimiento, orgullo, honor, satisfacción y sobre todo amigos.

Amigos de esos que igual no los ves en dos años, pero parece que fue ayer que os tomasteis una cerveza.
Y momentos, muchos momentos que siempre estarán con nosotros, algunos buenísimos, bastantes buenos y algún que otro malo, pero yo de esos casi no recuerdo.

Esas pequeñas cosas son las que nos llevamos, las que nos importan, las que nos dan fuerza para seguir, para no desfallecer para ser cada día un poco más fuertes.
Para seguir manteniendo y haciendo GÒTICS cada día más grande, más que un club, como dicen otros….

Amigos, los que conozco y los que no conozco, porque la verdad es que no os conozco a todos, pero sois mis amigos, porque todos somos GÒTICS.
En fin, ya veis lo que pasa cuando estas en casa muchos días, no sabes que hacer y la cerveza se ha acabado….

Solo espero poder seguir acumulando más de estas pequeñas cosas, de esos momentos que no pasan y quedan en nuestro corazón, y que muchas de esas cosas sean con vosotros, eso querrá decir que GÒTICS sigue ahí, ¡¡fuerte y VIVO!!

“… SEMOS DEL GÒTICS Y SIEMPRE LO SEREMOS…”

Salva Micola Acosta… para vosotros Don Vito.

GÒTICS NEWS IX

EL 9 DEL GÒTICS”

Las tradiciones y el Rugby han estado íntimamente ligados desde el mismo momento de su creación. El carácter amateur de este deporte, que se mantuvo alejado del profesionalismo durante tantos años, hizo que los clubs perteneciesen a sus jugadores. Aún hoy el Rugby es mayoritariamente amateur, a pesar de los tiempos en los que vivimos. No existía la necesidad de cambiar de club por motivos económicos. Otros clubs te ofrecían lo mismo que el tuyo, quizás jugar en un nivel superior… pero ahí no estaban tus amigos. Los jugadores hicieron de su Club, su hogar, y de sus compañeros de club, su familia. Jugabas en el club donde habías empezado a jugar, acababas tu carrera deportiva en ese mismo club y si estabas lo suficientemente loco, continuabas en el mismo club cómo entrenador, masajista, directivo o participando de alguna manera más o menos activa en la vida de TU CLUB.

Cada club crea sus propias tradiciones, lo mismo que cada persona construye sus propias rutinas y comportamientos. Porque el Club en sí, es el reflejo del carácter y del comportamiento de las personas que lo componen. Algunas de esas tradiciones pertenecen al “mundo” del rugby, son comunes a todos los equipos, como por ejemplo el tercer tiempo, los viajes y giras, la entrega de camisetas en el vestuario, el pasillo al contrario al final del partido y tantas otras. Existen, sin embargo, otras tradiciones propias de tu club, que nacen de la convivencia, nacen de esa necesidad de perpetuar lo que te hace único, lo que te divierte o para recordar momentos o personas.

En relación con una de las tradiciones que nacieron en nuestro Club, una vez leí un artículo acerca de los dorsales en las camisetas de los equipos de Rugby. Inicialmente los equipos de rugby no lucían dorsales. La numeración en las camisetas se extendió de diferente manera en los diferentes países e incluso en los diferentes clubs dentro de un mismo país. Hasta 1967 no se normalizó el uso de dorsales en los partidos internacionales. Hubo clubs, cómo LEICESTER Tigers, que decidieron usar letras en lugar de números, usando la A en lugar del 1para el Pilier izquierdo, B en lugar del 2 para el Talonero y así sucesivamente hasta la O para el Arrier o Zaguero. Otros clubs como BATH, también en Inglaterra, por nombrar clubes conocidos, nunca usaron el número 13 porque, según ellos, traía mala suerte. No fue hasta la reación de la liga AVIVA Premiership cuando se estableció una normativa para unificar el uso de los dorsales, que estos clubs adoptaron la numeración que ahora consideramos estándar. Aún así ambos clubs, por poner un ejemplo, usan sus dorsales tradicionales con letras y sin número 13 durante sus partidos amistosos.

Hablando de nuestro club, en 1979 falleció FRANK ALONSO, jugador de la sección de Rugby del R.C.D.ESPAÑOL. Es posible que algún lector de este texto no conozca que el GÒTICS R.C. tiene su origen en la sección de Rugby del R.C.D. ESPAÑOL, desaparecida en 1984, año de creación de nuestro club. FRANK es miembro de una de las grandes sagas de jugadores de este club.

Hermano de Julio “Julito”, José “Champi” y Jordi ALONSO. Según he oído en incontables ocasiones era un jugador como la copa de un pino, un medio de melé impresionante, y lo que es más importante, era el mejor amigo. Adorado por sus compañeros, su fallecimiento, con apenas 23 años, desgarró al club. FRANK fue enterrado con su camiseta con el 9 a la espalda.

Nunca más un jugador del Español, primero, y del GÒTICS, después, vistió una camiseta con el dorsal 9 . Nuestro medio de melé, desde 1979, usa el dorsal 19.

Durante un tiempo, cuando hacíamos una foto de equipo, sus compañeros dejábamos un espacio entre nosotros. Era el espacio de Frank.

También se creó un Torneo Memorial que todavía a día de hoy, cuándo el calendario y las circunstancias lo permite se organiza.

Luego el tiempo se encargó de recordarnos que estamos aquí de paso, y perdimos a más amigos; Paulinus, Paco May, Jordi Alonso, Xavi Pérez… y ese dorsal 19 se convirtió en el recuerdo de todos y cada uno de ellos.

Hace pocos días, perdimos a José Ramírez, padre de dos de nuestros jugadores y compañeros Marc y Laura. José nunca jugó con nosotros, no le hizo falta para dejar huella. Participó en el  crecimiento del Gòtics R.C. cómo fisioterapeuta del equipo femenino, ayudando en todo lo que le era posible. Siempre colaborador y agradable. Nos deja un gran vacío. Sirvan estas líneas cómo homenaje y recuerdo a José, una persona encantadora.

Quizás podríamos volver a dejar ese espacio entre nosotros cuando hagamos nuestras fotos de equipo, para que José, Frank, Jordi, Paulinus, Paco, Xavi….lo ocupen y permanezcan entre nosotros, porque tal como dijo un sabio; Nadie muere del todo mientras haya alguien que lo recuerde.

Autor : Pepe Blanco

 

Foto de equipo con el espacio de Frank.
1er Memorial Frank Alonso. 1979

 

GÒTICS NEWS VIII

En Gòtics los jugadores y jugadoras entienden y viven el rugby de una forma muy especial.

En nuestro pequeño club se vive este deporte con pasión y sacrificio y lo amamos con cada ápice de nuestro ser, podríamos decir que nos mueve nuestro amor por el balón, el campo y el equipo, incluso por nuestros rivales.

Pero sobre todo para la gente de este club, el rugby es una aventura que afrontamos en familia, nos dejamos la piel y hasta el alma por, junto a nuestros compañeros y compañeras, luchar, caer y levantarnos, por jugar unos segundos más a su lado, por seguir creciendo todos y todas juntos y por compartir juntos esta pasión que late en nuestros corazones.

Porque al fin y al cabo, no hay nada más que nos llene de orgullo que levantar la vista y ver a nuestra gente luchando junto a nosotros, mirarlos a los ojos y ver el mismo fuego que arde en nosotros, la ilusión de poder jugar con ese balón, en ese campo, y con este equipo.

Yo creo que ahí es cuando nos enamoramos un poquito más de este deporte, y cuando nos damos cuenta de que cuando los mamuts empujan fuerte, no hay quien les pare.

Autora : Irene Aznar

 

GÒTICS NEWS VII

El Rugby es lo nuestro

Dicen del rugby femenino que es la gran mentira del rugby, y en eso no tienen razón.

Quien se las ha “ingeniado” en crear tan basta afirmación pensará que es mediante la fuerza dónde se consiguen mejores resultados, y una mejor ovación, dicen…

Hace algún tiempo hombres y mujeres tuvieron que escalar altas montañas como el Himalaya o tal vez los Alpes, atravesar áridos y arenosos desiertos, y seguro cruzaron a brazas algún mar, luego poblaron tierras, molieron grano, lavaron a mano. Y decimos tuvieron porque la lógica nos invita a darnos cuenta de que no se entiende la supervivencia sin la otra parte.

”La fragilidad impuesta a la mujer es el resultado de una subestimación sistemática de nuestra verdadera potencia.”

Y entonces, llagan los que se llenan la boca de fuerza por aceleración, y ese es el argumento…

No es más fuerte quien aprende a usar la fuerza propia, sino quien aprende a usar la del otro. Y eso es algo más en lo que somos realmente buenas.

Hablamos de la fuerza que tuvo la dedicación de tantas y tantas mujeres, las que aguantaron y las que hicieron palanca, las que cambiaron un poco el mundo, nuestras amigas y hermanas, nuestras ingenieras, científicas, poetisas y artistas, nuestras deportistas.

En el rugby, mientras tanto, nosotras seguiremos saltando más a las caderas y menos al cuello. Fuera del campo, y bajo el “cuidado por dónde te metes”, prometemos hacer siempre lo que nos de la gana.

No creemos que el rugby sea nuestro, pero es lo nuestro, es lo de las nuestras, y nos dan ganas de cuidarlo, de cuidarnos a través de él. Nadie se lo toma tan Gòtics Rugby Femenino como nosotras.

Feliz día internacional de todas y cada una de las mujeres 💜

Esto sí es una afirmación.

Autor : Femenino Gòtics Rugby Club Barcelona

GÒTICS NEWS VI

Me pidieron que contribuyera al blog de Gòtics Rugby Club para compartir un poco de mi experiencia desde la perspectiva de un padre que tiene una hija jugando en Minis y un hijo en Pre-Benjamines. Vale la pena señalar que antes de convertirme en un orgulloso padre de Gòtics, tenía un conocimiento muy limitado sobre el rugby y, gracias a mi esposa (cuyo padre jugaba al rugby) y a los Gòtics, me he convertido en un colaborador activo y comprometido con el rugby y, por supuesto, los Gòtics.

Mi familia ha estado con Gòtics durante más de tres años mientras buscábamos un deporte y un club que tuviera sólidos valores en torno al trabajo en equipo, la inclusión, la colaboración, el autodescubrimiento, la igualdad y la contribución a algo que sea algo más que sólo ganar un partido. Cuando reflexiono sobre los últimos años, la palabra que me viene a la mente es compromiso.

¿Por qué compromiso? Porque Gòtics tiene que ver con la participación y la creación de un espacio para que cada niño y familia se involucre de la manera que funcione para ellos. Sin embargo, debo admitir que la experiencia ha sido tan positiva que nos hemos visto muy comprometidos, junto con otras muchas familias, porque todos creemos y compartimos el espíritu y los valores de Gòtics. En realidad, cada individuo (jugador, entrenador, padre, etc.) es la base que conforma y sostiene el espíritu colectivo de Gòtics, y es muy especial ver esto en mi propios hijo e hija.

Este compromiso ocurre porque Gòtics tiene una fórmula que, en mi opinión, fomenta y alienta a la comunidad de Gòtics a habilitarse, capacitarse y empoderarse. Llevando esto al nivel del jugador, cada jugador de la escuela puede desarrollar la comprensión y el aprecio al rugby. Al mismo tiempo, los jugadores se capacitan con el entrenamiento y la motivación necesarias para progresar como jugadores, lo que finalmente les permite crecer en sus habilidades y auto confianza, tanto como jugadores como personas, para descubrir y dar lo mejor de sí sin la carga de una presión negativa por la competición o por los propios compañeros.

Mis dos hijos juegan al rugby dentro de sus propias habilidades y están desarrollando su potencial en el campo, respectivamente, al estar habilitados, capacitados y empoderados. Cada uno de ellos, al igual que sus compañeros de equipo, avanza a su propio ritmo, lo cual es de agradecer. Y ha sido un placer para mi esposa y para mí ver cómo nuestros hijos se han involucrado con el rugby y Gòtics a lo largo de los años. Nunca quieren perderse un entrenamiento o un torneo, y se esfuerzan por convertirse en mejores jugadores porque quieren, y no porque tengan que hacerlo.

Estoy realmente agradecido a Gòtics Rugby Club, y por cómo han creado una cultura y un espíritu que respeta el juego de rugby, al tiempo que proporciona un entorno que fomenta el desarrollo del individuo que, a su vez, contribuye al crecimiento de algo mucho más grande en el que cada individuo se ve reflejado.

15 x 1, 1 x 15

John Arboleda

 

 

I was asked to contribute to the Gotics Rugby Club blog to share a bit of my experience from the perspective of a parent that has a daughter playing in Minis and son in Pre-Benjamins. It is worth noting that prior to becoming a proud Gotics Parent, I had very limited knowledge about rugby, and thanks to my wife (whose father played rugby) and the Gotics – I have become an engaged and active supporter of rugby, and of course the Gotics!

My family has been with the Gotics just over three years as we sought to find a sport and club that had strong values around teamwork, inclusiveness, collaboration, self-discovery, equality and contributing to something that is more than just about winning. Moreover, when I reflect on the last years a word that comes to mind is engagement.

Why engagement? Because the Gotics is about actively involving and making a space for each child and family to engage in way that works for them. However, I do admit that the experience is so positive that we have found ourselves becoming quite engaged, along with many other families because we all believe and share in the spirit and values of the Gotics. Actually, each individual (player, trainer, parent, etc.) is what makes up and sustains the collective spirit of the Gotics, and it is very special to see this in my own son and daughter.

This engagement happens because the Gotics has a formula, in my opinion, that fosters and encourages the Gotics community to be enabled – equipped – empowered. If you bring this down to the player level, each player is enabled to develop an appreciation and understanding for rugby. At the same time, they are equipped with the respective training and motivation to progress as a player, which finally empowers them to grow in their abilities and confidence, both as a player and a person, to discover and give their best without the peer or competitive pressure.

Both my children play rugby within their own abilities, and are respectively developing their potential on the field by being enabled + equipped + empowered. Each one of them, just like their teammates progresses at their own pace, which is appreciated. And, it’s been a pleasure for my wife and I to see how our kids have become engaged with rugby and the Gotics over the years. They never want to miss a training or tournament, and strive to become better players because they want to, and not because they have to.

I am really grateful for the Gotics Rugby Club, and how they have created a culture and spirit that respects the game of rugby, while providing an environment that encourages the development of self, which, collectively contributes to belonging to something much bigger in which each individual can see themselves reflected.

15 x 1, 1 x 15

John Arboleda

 

 

GÒTICS NEWS V

ESCOLA GRAVI

Fa poc més de 30 anys, 4 nois de les categories inferiors del Gòtics, els germans Jofre i Marc Adzerias (els fotocopies), el TxuTxu i jo mateix, en una tarda qualsevol, vam pensar que el Gòtics havia de tenir escola de rugby, vam parlar amb la junta del club i ens van dir que endavant. Sempre tutelats pel Tascas i el Magula.

Vam anar per escoles, buscant familiars, amics, veïns… tota mena d’opcions per trobar nens. Teníem uns quants però no eren suficients per fer un equip, també alguna nena (en aquella època les noies no podien jugar amb els nois a categories inferiors).

Un dia el TxuTxu va comentar que ell havia estudiat a les escoles Gravi i que podia parlar amb la Montse, la professora de gimnàstica. Dit i fet, es va posar en contacte amb ella i no va tenir cap problema en deixar que anéssim durant les seves hores de classe a fer xerrades sobre el nostre esport. Dues o tres pilotes de rugby, algunes samarretes i el vídeo de: “RUGBY, HISTORIA DE UN DEPORTE” va ser el nostre material i tota la nostra il·lusió de poder transmetre el nostre esport a un munt de nens. Amb la mítica frase del vídeo: “… Porque a Cardiff…, siempre se va en tren…” vam aconseguir captar un bon grup de nens, amics i companys de classe i algú va portar germans i amics.

Alguns ho van deixar. Però molts veu continuar, veu portar amics, familiars, alguns us heu casat amb noies del femení i ja teniu als vostres fills i filles a l’escola com veu començar vosaltres i el més important, ja esteu també fent la roda completa, ara sou entrenadors o monitors. QUINA IL·LUSIÓ QUE EM FA CADA COP QUE PASSO PER DAVANT DE L ESCOLA GRAVI, a Avinguda Vallcarca i recordo aquells dies de fa més de 30 anys quan ús vam anar a buscar i us veu decidir a venir a jugar a RUGBY.

 

Toni “Sobrasada” Rodríguez

 

GÒTICS NEWS IV

EL DÍA QUE FOROUX MURIÓ

El 19 de diciembre de 2005,  me sentí fatal por la muerte de J. Foroux. Coincidimos con él en 1991. Él era el más grande, 27 Test match con Francia, 22 de capitán, 2 gran Chelem de jugador y uno de entrenador. Llevó a Francia a la final de la 1ª WRC… el pequeño Napoleón. Le dijimos que jugábamos a rugby, en el Gòtics, hablamos de rugby, nos trató genial, bromeó con nosotros y todo sin la mínima dosis de prepotencia.

J. Foroux vivió y murió en Auch, un pueblo del sur de Francia loco por el Rugby, donde tuve el honor de jugar con la catalana. Como casi todos los que hemos jugado en selecciones en este club, viajas solo y rodeado de internacionales por España. La camiseta conmemorativa del torneo eran dos viñetas de dos jugadores conversando; “oye, Alain, tú crees que todo en la vida es rugby” y Alain responde “por supuesto que no, pero que suerte que exista el rugby”. Que suerte haber conocido esta manera de vivir. Cuantas veces he tenido la sensación de jugar el partido en el que no hay mañana, cuantas veces he pasado por eso, cuantas veces me he enfrentado al partido que había que jugar como el último. Que grande el entreno previo, la noche previa, la mañana previa…y que grande las veces que ha acabado bien, independientemente del resultado. Orgulloso de mis compañeros, de mi club, de haberlo dado todo en el campo por el tipo de al lado. El dolor y el cansancio pasan, la gloria y la amistad es para siempre.

Es imposible disfrutarlo si cuando te agarras a los compañeros en un círculo en el último entreno, en el vestuario o en el campo no se te pone la piel de gallina pensando que todos los que llevan ese mamut en el pecho sienten lo mismo que tú, que lo darán todo por ti porque saben que tú lo darás todo por ellos. 1×15 i 15×1.

Cuantos más seamos mejor. Porque la grada también gana partidos y en la grada también hay que estar a la altura. Quien ha sido grande, es grande para siempre, y un club es grande también por sus aficionados.

Desde su metro sesenta, Foroux, como Gallardo,  podía mirar por encima del hombro a cualquier rugbyman. Pero cuando eres grande de verdad no desprecias a quien decide practicar el deporte que tú amas. Lo comprobamos con Gavin Hastings en el Calvin… pero eso es otra historia…

En el Rugby, como en el deporte…como en la vida, siempre hay quien te pone en tu lugar como individuo y como equipo, por lo tanto la modestia es muy importante, pero el ORGULLO lo es mucho más, y cuando alguien se pone una camiseta con un mamut ha de tener claro que es heredero de gloriosas tradiciones.

Guillem Rodríguez Rigat “Willi”

12