Gòtics News

GÒTICS NEWS VI

Me pidieron que contribuyera al blog de Gòtics Rugby Club para compartir un poco de mi experiencia desde la perspectiva de un padre que tiene una hija jugando en Minis y un hijo en Pre-Benjamines. Vale la pena señalar que antes de convertirme en un orgulloso padre de Gòtics, tenía un conocimiento muy limitado sobre el rugby y, gracias a mi esposa (cuyo padre jugaba al rugby) y a los Gòtics, me he convertido en un colaborador activo y comprometido con el rugby y, por supuesto, los Gòtics.

Mi familia ha estado con Gòtics durante más de tres años mientras buscábamos un deporte y un club que tuviera sólidos valores en torno al trabajo en equipo, la inclusión, la colaboración, el autodescubrimiento, la igualdad y la contribución a algo que sea algo más que sólo ganar un partido. Cuando reflexiono sobre los últimos años, la palabra que me viene a la mente es compromiso.

¿Por qué compromiso? Porque Gòtics tiene que ver con la participación y la creación de un espacio para que cada niño y familia se involucre de la manera que funcione para ellos. Sin embargo, debo admitir que la experiencia ha sido tan positiva que nos hemos visto muy comprometidos, junto con otras muchas familias, porque todos creemos y compartimos el espíritu y los valores de Gòtics. En realidad, cada individuo (jugador, entrenador, padre, etc.) es la base que conforma y sostiene el espíritu colectivo de Gòtics, y es muy especial ver esto en mi propios hijo e hija.

Este compromiso ocurre porque Gòtics tiene una fórmula que, en mi opinión, fomenta y alienta a la comunidad de Gòtics a habilitarse, capacitarse y empoderarse. Llevando esto al nivel del jugador, cada jugador de la escuela puede desarrollar la comprensión y el aprecio al rugby. Al mismo tiempo, los jugadores se capacitan con el entrenamiento y la motivación necesarias para progresar como jugadores, lo que finalmente les permite crecer en sus habilidades y auto confianza, tanto como jugadores como personas, para descubrir y dar lo mejor de sí sin la carga de una presión negativa por la competición o por los propios compañeros.

Mis dos hijos juegan al rugby dentro de sus propias habilidades y están desarrollando su potencial en el campo, respectivamente, al estar habilitados, capacitados y empoderados. Cada uno de ellos, al igual que sus compañeros de equipo, avanza a su propio ritmo, lo cual es de agradecer. Y ha sido un placer para mi esposa y para mí ver cómo nuestros hijos se han involucrado con el rugby y Gòtics a lo largo de los años. Nunca quieren perderse un entrenamiento o un torneo, y se esfuerzan por convertirse en mejores jugadores porque quieren, y no porque tengan que hacerlo.

Estoy realmente agradecido a Gòtics Rugby Club, y por cómo han creado una cultura y un espíritu que respeta el juego de rugby, al tiempo que proporciona un entorno que fomenta el desarrollo del individuo que, a su vez, contribuye al crecimiento de algo mucho más grande en el que cada individuo se ve reflejado.

15 x 1, 1 x 15

John Arboleda

 

 

I was asked to contribute to the Gotics Rugby Club blog to share a bit of my experience from the perspective of a parent that has a daughter playing in Minis and son in Pre-Benjamins. It is worth noting that prior to becoming a proud Gotics Parent, I had very limited knowledge about rugby, and thanks to my wife (whose father played rugby) and the Gotics – I have become an engaged and active supporter of rugby, and of course the Gotics!

My family has been with the Gotics just over three years as we sought to find a sport and club that had strong values around teamwork, inclusiveness, collaboration, self-discovery, equality and contributing to something that is more than just about winning. Moreover, when I reflect on the last years a word that comes to mind is engagement.

Why engagement? Because the Gotics is about actively involving and making a space for each child and family to engage in way that works for them. However, I do admit that the experience is so positive that we have found ourselves becoming quite engaged, along with many other families because we all believe and share in the spirit and values of the Gotics. Actually, each individual (player, trainer, parent, etc.) is what makes up and sustains the collective spirit of the Gotics, and it is very special to see this in my own son and daughter.

This engagement happens because the Gotics has a formula, in my opinion, that fosters and encourages the Gotics community to be enabled – equipped – empowered. If you bring this down to the player level, each player is enabled to develop an appreciation and understanding for rugby. At the same time, they are equipped with the respective training and motivation to progress as a player, which finally empowers them to grow in their abilities and confidence, both as a player and a person, to discover and give their best without the peer or competitive pressure.

Both my children play rugby within their own abilities, and are respectively developing their potential on the field by being enabled + equipped + empowered. Each one of them, just like their teammates progresses at their own pace, which is appreciated. And, it’s been a pleasure for my wife and I to see how our kids have become engaged with rugby and the Gotics over the years. They never want to miss a training or tournament, and strive to become better players because they want to, and not because they have to.

I am really grateful for the Gotics Rugby Club, and how they have created a culture and spirit that respects the game of rugby, while providing an environment that encourages the development of self, which, collectively contributes to belonging to something much bigger in which each individual can see themselves reflected.

15 x 1, 1 x 15

John Arboleda

 

 

GÒTICS NEWS V

ESCOLA GRAVI

Fa poc més de 30 anys, 4 nois de les categories inferiors del Gòtics, els germans Jofre i Marc Adzerias (els fotocopies), el TxuTxu i jo mateix, en una tarda qualsevol, vam pensar que el Gòtics havia de tenir escola de rugby, vam parlar amb la junta del club i ens van dir que endavant. Sempre tutelats pel Tascas i el Magula.

Vam anar per escoles, buscant familiars, amics, veïns… tota mena d’opcions per trobar nens. Teníem uns quants però no eren suficients per fer un equip, també alguna nena (en aquella època les noies no podien jugar amb els nois a categories inferiors).

Un dia el TxuTxu va comentar que ell havia estudiat a les escoles Gravi i que podia parlar amb la Montse, la professora de gimnàstica. Dit i fet, es va posar en contacte amb ella i no va tenir cap problema en deixar que anéssim durant les seves hores de classe a fer xerrades sobre el nostre esport. Dues o tres pilotes de rugby, algunes samarretes i el vídeo de: “RUGBY, HISTORIA DE UN DEPORTE” va ser el nostre material i tota la nostra il·lusió de poder transmetre el nostre esport a un munt de nens. Amb la mítica frase del vídeo: “… Porque a Cardiff…, siempre se va en tren…” vam aconseguir captar un bon grup de nens, amics i companys de classe i algú va portar germans i amics.

Alguns ho van deixar. Però molts veu continuar, veu portar amics, familiars, alguns us heu casat amb noies del femení i ja teniu als vostres fills i filles a l’escola com veu començar vosaltres i el més important, ja esteu també fent la roda completa, ara sou entrenadors o monitors. QUINA IL·LUSIÓ QUE EM FA CADA COP QUE PASSO PER DAVANT DE L ESCOLA GRAVI, a Avinguda Vallcarca i recordo aquells dies de fa més de 30 anys quan ús vam anar a buscar i us veu decidir a venir a jugar a RUGBY.

 

Toni “Sobrasada” Rodríguez

 

GÒTICS NEWS IV

EL DÍA QUE FOROUX MURIÓ

El 19 de diciembre de 2005,  me sentí fatal por la muerte de J. Foroux. Coincidimos con él en 1991. Él era el más grande, 27 Test match con Francia, 22 de capitán, 2 gran Chelem de jugador y uno de entrenador. Llevó a Francia a la final de la 1ª WRC… el pequeño Napoleón. Le dijimos que jugábamos a rugby, en el Gòtics, hablamos de rugby, nos trató genial, bromeó con nosotros y todo sin la mínima dosis de prepotencia.

J. Foroux vivió y murió en Auch, un pueblo del sur de Francia loco por el Rugby, donde tuve el honor de jugar con la catalana. Como casi todos los que hemos jugado en selecciones en este club, viajas solo y rodeado de internacionales por España. La camiseta conmemorativa del torneo eran dos viñetas de dos jugadores conversando; “oye, Alain, tú crees que todo en la vida es rugby” y Alain responde “por supuesto que no, pero que suerte que exista el rugby”. Que suerte haber conocido esta manera de vivir. Cuantas veces he tenido la sensación de jugar el partido en el que no hay mañana, cuantas veces he pasado por eso, cuantas veces me he enfrentado al partido que había que jugar como el último. Que grande el entreno previo, la noche previa, la mañana previa…y que grande las veces que ha acabado bien, independientemente del resultado. Orgulloso de mis compañeros, de mi club, de haberlo dado todo en el campo por el tipo de al lado. El dolor y el cansancio pasan, la gloria y la amistad es para siempre.

Es imposible disfrutarlo si cuando te agarras a los compañeros en un círculo en el último entreno, en el vestuario o en el campo no se te pone la piel de gallina pensando que todos los que llevan ese mamut en el pecho sienten lo mismo que tú, que lo darán todo por ti porque saben que tú lo darás todo por ellos. 1×15 i 15×1.

Cuantos más seamos mejor. Porque la grada también gana partidos y en la grada también hay que estar a la altura. Quien ha sido grande, es grande para siempre, y un club es grande también por sus aficionados.

Desde su metro sesenta, Foroux, como Gallardo,  podía mirar por encima del hombro a cualquier rugbyman. Pero cuando eres grande de verdad no desprecias a quien decide practicar el deporte que tú amas. Lo comprobamos con Gavin Hastings en el Calvin… pero eso es otra historia…

En el Rugby, como en el deporte…como en la vida, siempre hay quien te pone en tu lugar como individuo y como equipo, por lo tanto la modestia es muy importante, pero el ORGULLO lo es mucho más, y cuando alguien se pone una camiseta con un mamut ha de tener claro que es heredero de gloriosas tradiciones.

Guillem Rodríguez Rigat “Willi”

GÒTICS NEWS III

Sentimiento de pertenencia.

En Cataluña hay 47 equipos en los que puedes practicar rugby. De estos 47, 37 tienen el apoyo de un Ayuntamiento: AnoiaBanyolesBeguesTerrassa, Cornellá, CervellóTorroellaSant Cugat, Granollers, Tarragona, Castelldefels, Valls, AlellaBanyoles, Olot, Amposta, Manresa, Vic, Esparraguera, Badalona, Hospitalet, Castellar, Mataró, Sant Quirze, Sitges, Martorell, Reus, Ripollet, Empuriabrava, Olivella, Viladecans, Sabadell, Santa Coloma, VilanovaTorderaSant Boi, 6 tienen el apoyo de universidades: CEU, Barcelona Universitari Club, QuímicsCocodrilsINEF Barcelona y Lleida, 3 son clubs polideportivos: Club Natació PoblenouGrup Esportiu i Excursionista de Girona y Futbol Club Barcelona. Y después, puedes hacer rugby en el Gòtics, en el que no vas a tener ninguna ayuda fuera del Club, un Club hecho por y para jugadores, en el que los directivos y entrenadores son jugadores del Club, en el que no se ficha, en el que no se va a buscar jugadores a otros equipos, en el que el mayor orgullo es que suban los cachorros, en el que es tuyo desde el primer día que llegas, vengas de donde vengas, a la edad que sea, un Club hecho únicamente por los integrantes de este sin tener que darle explicaciones a nadie.
El Gòtics lo hacemos todos nosotros, nuestra fuerza reside en cada uno de los integrantes.
Aquí olvídate de cobrar, somos tan buen Club que se tiene que pagar para jugar, por que aquí vas a aprender a luchar a ir contra corriente a saber que cuando más difícil mejor sabe, que basta que te digan que no puedes para hacerlo.
Seremos mejores o peores pero somos únicos y salimos a defender algo que es nuestro.
Todos a una y a seguir luchando.
1×15 15×1

Fred Pons

 

Feeling of belonging.

In Catalonia there are 47 teams with whom you can play rugby. Out of 47, 37 teams get support from a local council: Anoia, Banyoles, Begues, Terrassa, Cornellà, Cervelló, Torroella, Sant Cugat, Granollers, Tarragona, Castelldefels, Valls, Alella, Banyoles, Olot, Amposta, Manresa, Vic, Esparraguera, Badalona, Hospitalet, Castellar, Mataró, Sant Quirze, Sitges, Martorell, Reus, Ripollet, Empuriabrava, Olivella, Viladecans, Sabadell, Santa Coloma, Vilanova, Tordera and Sant Boi. 6 teams are supported by universities: CEU, Barcelona Universitari Club, Químics, Cocodrils, INEF Barcelona and Lleida. 3 teams are part of sport clubs: Club Natació Poblenou, Grup Esportiu i Excursionista de Girona and Fútbol Club Barcelona. Then, you can play rugby at Gòtics, where you won’t get any support but from the Club, a Club made by and for its players, where the managers and coaches are players at the Club, where nobody is signed, where no players are recruited from other teams, where our greatest pride is that our kids get promoted. Gòtics will be your club from the first day, regardless of where you come from, or how old you are, it’s a Club made only by its members, without having to report to anyone.
At Gòtics we do everything ourselves, our power lies in each and every one of our members.
Forget about getting paid, we are such a good club that you need to pay to play with us, because here you will learn to fight, to go against the tide, you will learn that the more difficult it gets the better victory will taste; that the more they tell you “you can’t do it”, the harder you’ll try to succeed.
We might be better or worse, but we are special and we will go out on the pitch to defend what is ours.
All for one! Let’s keep fighting!
1×15 15×1

(traducció David Mallén)

GÒTICS NEWS II

Y TODO LO DEMÁS TAMBIÉN.

“Vamos a hacer un blog para la gente de Gòtics, que sirva para estar al día, para mantener vivas las historias e intentar que toda la gente que ha ido pasando por el club tenga un punto de encuentro, ¿te apetece participar?”. La voz interior, la responsable, empieza a decir: no tienes tiempo, no vas a llegar a todo, haz el favor de pensar antes de… “Sí, claro, encantado, si puedo ayudar contad conmigo”.

“Tranquilo, tú escribe de lo que quieras…” me dicen como si esto fuera una buena noticia y aquí es donde se empieza a torcer la historia. La creatividad está sobrevalorada a veces, a los delanteros nos gusta que nos digan clarito lo que tenemos que hacer, así que no tengo ni puñetera idea de sobre qué escribir.

Sobre el club. Un club como este cargado de historias y de Historia tiene que dar juego y tema para escribir años sin parar. Buena idea. Pero luego me acuerdo de que está Willy alrededor y si se me ocurre decir algo que no corresponde me dirá que no es así porque “en un partido amistoso que jugó el club un martes en un campo de Bullas, Murcia, en el minuto 67 hubo un tiro a palos que el viento de 35km/h desvió 13 grados y…” y contra la historia y el Archivo General Rodríguez no tengo nada que hacer.

Fases y recursos de juego. De esto sé, aunque sea por años. Pero todavía me acuerdo de la bronca que me pegó Tim cuando, recién llegado al club y recuperándome de mi primera lesión aquí, se me ocurrió chocar despacio, marcando los tiempos contra un muchacho nuevo que acababa de llegar.

  • Te he dicho que choques y liberes para que prenda. ¡¡Si quisiera que apoyaras tu culo te hubiera dicho apoya tu culo!!!
  • Pero Tim, es nuevo y…
  • ¿¿¿He dicho apoya tu culo???, ¡¡¡esto es rugby!!!

Así que no, igual no es buena idea.

Puedo hablar de motivación, funciones y gestión de equipos. Esto se me da bien. Se me da bien hasta que me acuerdo de las charlas de Durban antes de jugar y las “palmaditas” en el pecho, y veo a Fred venir tocándose la gorra y diciéndome “Tú déjate de tonterías y dedícate a hacer lo que tienes que hacer en el campo, que bastante tienes con eso, momia”. Estupendo, motivan mejor que yo, otra idea fuera.

Pues ya que no puedo escribir ni de historia, ni de técnicas, ni de juego, ni de motivación, creo que lo mejor será escribir de todo lo demás que rodea al rugby y que lo hace especial, todo lo que es personal desde como se espera una convocatoria o se prepara la bolsa para jugar, hasta el tercer tiempo, lo importante que es la grada y lo difícil que es asumir que ese empieza a ser tu sitio.

Sí, creo que este puede ser un buen tema, porque cuando volví a jugar y le pregunté a Fran por este club, sonrió y me dijo: Te divertirás. Y, como no podía ser de otra forma, no mintió. Me he divertido a pesar de que me duele todo bastante más y giro casi todo bastante menos, así que qué menos que intentar devolver algo al club. Nos vemos por aquí con gente que sabe mucho hablando de rugby, y algún aprendiz hablando de todo lo demás también.

Fermín Mínguez

 

GÒTICS NEWS I

HISTORIAS DEL GÒTICS

No hace muchos días tuve la inmensa suerte de poder tomarme unas cervezas con mi gran amigo Toni “Magula” en nuestro local social mientras veíamos un partido de Rugby por televisión. Para ser honesto no solo es un gran amigo, también es un referente, casi un padre. Conocedor y protagonista de la historia del Rugby de este país y de este club, siempre tuvo una enorme capacidad para contar historias, recuerdos y anécdotas provocando la apertura de bocas y las risas en sus contertulios. Muchas de esas historias, esas conversaciones de Rugby, de amistad, las he oído en diferentes ocasiones, pero siempre me han maravillado e irremediablemente acabo con la boca abierta y riendo y brindando y volviendo a reír y volviendo a brindar. Esas historias se deben conocer.

Siempre creí que el rugby no solo era un juego, es mucho más que eso. Es una forma de vivir, de afrontar los problemas, las alegrías y las tristezas, una forma de vivir la amistad. Algunas de esas amistades labradas en el tiempo, cinceladas por muchas horas de trabajo, batallas vencidas bajo la lluvia, en el barro, en duros campos… y por golpes, muchos golpes.
Este Blog que hoy llega hasta ti es un intento de que esas historias de rugby, de amistad, noticias de nuestro club, lleguen hasta todos nosotros y nos hagan ser partícipes y conocedores de nuestra historia, de nuestro presente y de un futuro que se atisba prometedor.

Dice nuestro amigo Fermín que todos tenemos talento para escribir. La cuestión es que ese talento sea productivo. ¡Vaya iluso!, se cree que con esas mentiras motivacionales va a sacar algo de mí. El mío ni es talento, ni es productivo. Aun así voy a intentar disimular, como ese tercera línea que no tiene ni idea de donde colocarse y que placa todo lo que se mueve con la esperanza de que su inexperiencia sea disculpada por su buena voluntad. Seguro que encontráis más talento en mis compañeros, pero prometo placar todo lo que se mueva… ¡1×15 15×1!

Salud y Rugby.

Pepe Blanco

 

1